Que pensamos

En PLANES asumimos que el desarrollo sostenible de una comunidad, país o región debe ser un proceso consciente y deliberativo, fruto de un debate integral y profundo sobre las transformaciones que se precisan en cada área sustantiva. Un camino cuya planificación aliente la participación más amplia posible y sea fruto de un examen riguroso de los recursos que se disponen, de un ejercicio proactivo de identificación de oportunidades y amenazas, y de una definición consensuada y mensurable de metas colectivas.
Acompañamos la valorización de los planes estratégicos como vectores ordenadores del proceso de desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe. Con foco en la definición de prioridades en cada política pública, la planificación debe apostar a la inteligencia colectiva a través de iniciativas de gobierno abierto, fomentando la articulación permanente entre plan y presupuesto y la implementación de sistemas de seguimiento y evaluación de resultados que generen insumos útiles para la toma de decisiones y la rendición de cuentas.
Sostenemos que la forma de concretar los pasos necesarios para alcanzar objetivos de mediano y largo plazo, definidos estos en términos de acuerdos programáticos sobre resultados e impacto que trasciendan la coyuntura político-económica, es por medio del diseño e implementación de políticas públicas basadas en evidencia. Ello en la inteligencia de que el uso de datos, la información y el aval empírico de las intervenciones públicas es la forma de generar gobiernos más efectivos cimentados en torno a una gestión orientada a resultados en el desarrollo.